Cuando desarrollar videojuegos ya no es tan divertido

El que mas o el que menos, ya habrá escuchado alguna vez a algún desarrollador comentar que la gente cree que hacer juegos es como jugar, y que eso no es así y que no siempre es divertido.

Pero hacer juegos si es divertido y cualquiera que este empezando tiene la misma ilusión que un niño chico con un juguete nuevo. El problema que tienen los desarrolladores para hacer tal afirmación es que han pasado el punto de inflexión en el cual se pasa de hacer juegos por pura diversión a convertirse en una obligación para ganarse la vida.

Muchos de los que pasáis por aquí sois jugones y si viniera alguien para ofreceros un trabajo en el que solo tienes que jugar a videojuegos os sonaría fantástico. Cobrar por jugar, esto es vida. Pero llegará un instante en el que no os apetece jugar en ese momento, o el juego que os mandan jugar no os gusta y preferís jugar a otro, pero tenéis que seguir jugando al juego que os han dicho. Sin daros cuenta, ya no jugáis por diversión, sino por obligación y ya no es tan bonito.

Jesse Schell define la diversión como las cosas que haces sin estar obligado a hacer.

Si te gusta el desarrollo, intenta mantener la ilusión.

Post inspirado por este otro: Felicidad en el desarrollo de videojuegos: Obligación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *